Polémica en torno a la figura de Pablo Neruda

Pablo Neruda fue un laureado con el Premio Nobel cuya poesía relata la vida y las luchas de los latinoamericanos comunes y corrientes, y cuya vida fue sostenida como un símbolo de resistencia a la dictadura. Pero la decisión de renombrar el aeropuerto internacional más concurrido de Chile en su honor ha sido recibida con indignación por parte de activistas de derechos humanos que sostienen que el honor es inapropiado para un hombre que admitió haber violado en sus propias memorias.

La Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados de Chile votó este mes para renombrar el aeropuerto de Santiago en honor a Neruda, mejor conocido por su obra enciclopédica Canto General, o General Song, un verso de la historia de las Américas. Carolina Marzán, diputada que votó a favor de la medida, dijo a la prensa que el nombre del poeta “que enorgulleció a todos los chilenos” debería ser lo primero que los visitantes vean cuando lleguen al país.

Feminismo en contra de Neruda

Pero cualquier orgullo que las chilenas pudieran haber sentido anteriormente por Neruda es agrio en medio de una reevaluación impulsada por una serie de protestas feministas lideradas por estudiantes en todo el país.

El movimiento tenía sus raíces en la campaña por el derecho al aborto, y ha sido apoyado por las protestas de #NiUnaMenos en América Latina contra el femicidio y el movimiento mundial #MeToo contra la violencia sexual. “No hay una razón clara para cambiar el nombre del aeropuerto, y está sucediendo en un momento en que las mujeres están empezando a atreverse a denunciar a sus abusadores”, dijo Karen Vergara Sánchez, una estudiante y activista que protestó por el acoso sexual durante una ola nacional de huelgas universitarias a principios de este año.

La controversia actual surge de una página de las memorias de Neruda, en la que describe la violación de una criada en Ceilán, donde ocupó un puesto diplomático en 1929. Después de que la mujer ignorara sus avances, Neruda dice que tomó “un fuerte agarre de su muñeca” y la llevó a su habitación. “El encuentro fue como el de un hombre y una estatua. Ella mantenía los ojos bien abiertos todo el tiempo, completamente indiferente”, recordó. “Hizo bien en despreciarme.”

Aunque las memorias se publicaron hace más de 40 años, el pasaje sólo ha sido objeto de debate en los últimos años, dijo Vergara Sánchez. “Hemos empezado a desmitificar a Neruda ahora, porque sólo recientemente hemos empezado a cuestionar la cultura de la violación.”

La opinón de Isabel Allende

Isabel Allende, la autora y defensora de los derechos de la mujer, argumentó que el trabajo de Neruda todavía tenía valor. “Como muchas jóvenes feministas en Chile, estoy disgustada por algunos aspectos de la vida y la personalidad de Neruda. Sin embargo, no podemos descartar su escritura.”

“Muy pocas personas – especialmente hombres poderosos o influyentes – se comportan admirablemente. Desafortunadamente, Neruda era una persona imperfecta, ya que todos lo somos de una forma u otra, y Canto General sigue siendo una obra maestra”, dijo.

La Fundación Pablo Neruda, que promueve el legado del poeta en Chile, no respondió a las solicitudes de entrevistas. Neruda fue un prolífico escritor, pero también un activista político que ayudó a miles de refugiados republicanos a escapar a Chile después de la guerra civil española, y se convirtió en embajador en Francia durante el gobierno de izquierda de Salvador Allende. Murió en circunstancias sospechosas, días después del golpe militar de Augusto Pinochet.

Gabriel García Márquez lo alabó como “el mayor poeta del siglo XX”, pero el debate actual también ha provocado una revalorización del mérito literario de Neruda. Patricio Alvarado Barría, quien ganó el prestigioso Premio del Consejo Nacional del Libro de Chile por su novela Triage, argumentó que Neruda es más apreciado por su valor comercial y político que por su poesía.

“Neruda ha quedado reducida a una marca comercial que sigue pagando capital político. La influencia de su obra literaria ha sido desplazada por autores que han tomado más riesgos”, dijo.

La decisión de renombrar el aeropuerto -actualmente nombrado en honor a Arturo Merino Benítez, fundador de la Fuerza Aérea de Chile y de la aerolínea nacional- se dirige ahora a la Cámara de Diputados para una votación final. “Es hora de dejar de idolatrar a Neruda y hablar del hecho de que fue abusivo”, dijo Vergara Sánchez. “Sólo porque sea un artista famoso no lo exime de ser un violador.”